Crankbaits para aguas superficiales (I)

Los señuelos artificiales más utilizados de todos los tiempos.

Suelen ser de pequeño o mediano tamaño y, por regla general, tienen un movimiento lateral muy acentuado, para que en lentas recuperaciones tengan suficiente acción para moverse, porque no necesitan profundizar. Esta acción se la proporciona un babero de reducidas dimensiones y poco o nada curvado, siempre fabricado en material plástico. El ángulo que forma con el cuerpo es prácticamente perpendicular, o superior a los cuarenta y cinco grados. Este es uno de los motivos por los que el señuelo no profundiza más.

Flash Minnow Lucky Craft Natural: imprescindible
Flash Minnow Lucky Craft Natural: imprescindible

Flash Minnow Lucky Craft Natural: imprescindible

La sujeción al pez, por donde se anuda, está situada en su cabeza y no en el babero, como se verá que lo tienen los peces destinados a la pesca en mayores profundidades.

 

Este tipo de señuelo es más efectivo cuando existe gran cantidad de comida en forma de peces pasto por la orilla, o después del desove, cuando los peces que han nacido esa primavera comienzan a tener cierta talla. Lugares como tributarios de ríos a pantanos, grandes grietas en rocas, montones de piedras que formen estructuras, montones de piedras recogidas por los agricultores, antiguas construcciones sumergidas, o cualquier sitio con alburnos, percasoles, bogas o alevines, serán muy querenciosos para la pesca con crankbaits de aguas superficiales.

Cranckbait Lucky Craft CB: perfecto para Black Bass
Cranckbait Lucky Craft CB: perfecto para Black Bass

Cranckbait Lucky Craft CB: perfecto para Black Bass

Nuestro artificial es un pez más, nadando entre los verdaderos. Con el movimiento que le imprime el pescador, ha de parecer que está enfermo o herido. Esta será la cualidad que le haga distinto de los de-más y, a la vez, más fácil de «enganchar» que cualquier otro. Aparte de este movimiento, se puede pescar más rápidamente y recoger nuestro artificial como si se tratase de un proyectil. Ahora, lo que se está buscando es el ataque por instinto. En este tipo de recogida, no se tiene que realizar la misma de forma continuada a este ritmo frenético, sino con algún que otro tirón repentino para simular que nuestro pez huye despavorido de sus depredadores.

Excalibur Swin Image: un clásico de aguas superficiales
Excalibur Swin Image: un clásico de aguas superficiales

Excalibur Swin Image: un clásico de aguas superficiales

Los peces que buscamos con este artificial deben situarse a poca profundidad, con lo que las épocas más propicias serán el otoño, la primavera y el verano. Durante el estío, los mejores momentos son al comenzar y terminar el día, que es cuando los predadores aprovechan para acercarse a las orillas en busca de alimento. La excepción la pone el lucio, que, con temperatu¬ras bajas, en remansos de ríos o reculas de pantanos, se desplaza a poca profundidad y es muy posible pescarlo con señuelos de este tipo. Este señuelo no se caracteriza por hacer subir desde varios metros de profundidad a los depredadores, porque no es especialmente ruidoso. Más bien es un artificial para que el pez lo detecte con la vista o con la línea lateral, pero a poca distancia.
 
El Speed Trap de Lurh Jensen -especifico para recogidas rápidas-, Shallow Shad Rap de Rápala y e Bomber Shallow «A» son varios modelos de estos crankbaits.

Artículos relacionados: