Crankbaits para aguas superficiales (II)

En esta capa de agua el pez artificial rey es el jerkbait. Es el pez más versátil, que se emplea para cualquier especie depredadora: trucha, barbo, bass, lucio o incluso alguna carpa, en las medidas más pequeñas. Los tamaños de estos peces van desde los 4 centímetros -pulgada y media-, hasta los 17 o 18 centímetros -unas 7 pulgadas. Para los salmónidos, este tipo de artificial es especialmente efectivo pescando contracorriente. Los peces se sitúan siempre en un río en esta misma posición, se podría decir que mirando al nacimiento del río.

Cranckbait de yo-Zuri para aguas superficiales
Cranckbait de yo-Zuri para aguas superficiales

Cranckbait de yo-Zuri para aguas superficiales

Nuestro artificial va a estar en esa misma postura y, dejándolo derivar con la corriente, manteniendo el hilo siempre tenso para que el pez nade correctamente, será la manera más efectiva de conseguir buenas capturas. De esta manera, el ¡erkbait busca los remolinos y es, pre-cisamente a la salida de éstos, donde las truchas están esperando el alimento y nosotros se lo hemos presentado en una posición y medida ideal, que no pueden resistir la tentación de atacar.

El equipo necesario para pescar con este tipo de señuelos dependerá principalmente de la especie que se pretende pescar. Es tan sencillo como que no se puede utilizar la misma caña para artificiales de 4 centímetros, destinados a la pesca de la trucha, y para lanzar los peces de 15 centímetros, empleados en la pesca del lucio.

Rapala Original: ¿quién no lo tiene en su caja de artficiales?
Rapala Original: ¿quién no lo tiene en su caja de artficiales?

Rapala Original: ¿quién no lo tiene en su caja de artficiales?

Un factor común que sí han de tener todas las cañas destinadas a pescar con este tipo de artificial es la acción, que ha de ser médium. El motivo de que sea relativamente blanda es la facilidad con la que se clavan las poteras de los peces en la boca de los peces, y no se necesita dar el «cachete» para que el pez quede enganchado en la boca del depredador. Esta acción nos ayudará a colocar el artifi-cial, en ciertas ocasiones muy ligero, a mayores distancias que si empleáramos cañas más rígidas.

Dentro de este tipo de peces hay modelos que se han convertido en todo un clásico que cualquier pescador ha utilizado en alguna ocasión. Por ejemplo, el modelo Original, diseñado por Lauri Rápala es uno de los peces artificiales más vendido del mundo, con más de 75 años de historia a sus espaldas. Modelos como el CB o el Flash Minnow de Lucky Craft se han convertido en señuelos artificiales clásicos de esta marca japonesa en nuestras aguas.

Lucky Craft Flash Minnow
Lucky Craft Flash Minnow

Lucky Craft Flash Minnow

Truco
Si se utiliza hilo fino, el pez nada más profundo que con diámetros mayores. Esto tiene una desventaja y es que, si hacemos bajar mucho el pez, pero nuestro hilo no va a soportar el primer enganche con el fondo, podemos tener una ¡ornada completa de pérdidas de artificiales. Hay que buscar el término medio que haga que baje el pez y, a la vez, tenga suficiente resistencia. Otro truco que hace ganar unos centímetros de profundidad consiste en mantener la caña lo más baja posible, incluso con anilla del puntal dentro del agua. Esto será beneficioso si se lanza lejos de la orilla.

Artículos relacionados: