Inicio Generales El color del señuelo artificial según la claridad del agua

El color del señuelo artificial según la claridad del agua

por Administrador
50 visualizaciones
Bagley´s Diving B

¿Quieres saber qué color del señuelo artificial tienes que usar en función de la claridad del agua? En más ocasiones de las que nos gustaría, ciertos colores que un día han sido la estrella, a la salida siguiente no obtienen ni por casualidad los mismos resultados. ¿A qué se debe este fenómeno? Un motivo para que ocurran estas diferencias de capturas, con tan poco tiempo de margen, puede ser la variación del volumen o de la nitidez del agua, que cambian de una salida de pesca a otra.

Los peces basan en diferentes motivos su comportamiento, y uno de ellos es la claridad del agua, que afecta en mayor o menor medida a as diferentes especies. Por ejemplo, cuando se está pescando truchas en un pequeño río de alta montaña, si el día anterior, o simplemente horas antes, ha llovido, las aguas bajarán más turbias de lo que acostumbran a estar. Esto se debe a la cantidad de partículas en suspensión que arrastran. La trucha, al observar este fenómeno, está más activa, pues sabe que, con esta materia -sedimentos-, se arrastra también gran cantidad de comida, ya sean lombrices o cualquier otro insecto que habite en tierra.

Otras especies, como los lucios, luciopercas o basses aprovechan la tonalidad más oscura del agua para obtener un mayor camuflaje a la hora de buscar presas. Esto no significa que con las aguas turbias sea más fácil pescar. Lo que está claro es que los peces cambian su actividad. En estos días es más frecuente errar la clavada, ya que, al atacar nuestro señuelo, pueden no hacerlo de una manera certera y tomar sólo parte del engaño. Esto dificulta enormemente la pesca.

Si lo que te interesa es conocer el color del señuelo recomendado según la especie que estás intentando pescar, te recomendamos que des un paseo por nuestro artículo especial para ello. 

Si se emplean señuelos grandes, el pez podrá detectarlo mejor, pero hay que escoger bien para que, lo ataque por donde lo ataque, se clave. Otra solución para este problema consiste en emplear el mismo tamaño pero cambiándolo de color. Por supuesto, uno que se distinga mejor en estas condiciones y sea más detectable para el pez. A la hora de elegir el color de tu señuelo según la claridad del agua, colores como el chartreuse, blanco, o incluso mates oscuros, que definen muy bien la silueta a contraluz, serán ideales para esta situación. Por el contrario, si las aguas son cristalinas, se deberán emplear los colores más parecidos al alimento frecuente de la especie objeto de pesca en ese determinado lugar, ya que el pez, con su vista, no tiene ningún problema en localizar a su presa.



La relación con el cielo

A la hora de elegir el color del señuelo, nos fijaremos también en cómo se encuentra el cielo y su nivel de claridad. Si está muy nublado o cubierto, la proporción de luz solar que entra en el agua es bastante menor que si estuviera despejado. Esto implica que la profundidad a la que llega la claridad es menor, pero éste no es motivo suficiente, en la mayoría de las ocasiones, para que el pez se desplace a capas superiores.

El señuelo en días nublados deberá tener colores de fantasía, mixtos o muy oscuros, ya que los detectará mejor el pez. Por el contrario, en días despejados, por la gran cantidad de luz que incide en el agua, los mejores señuelos serán los de color natural, en los que el depredador no notará diferencia con su alimento.

Este mismo sistema de elección es válido para escoger el señuelo que se empleará en las primeras y últimas horas del día, cuando hay menos claridad, y para las horas centrales del día, cuando hay un máximo de luz.

Color de señuelo pescando de noche

Si se pesca de noche (atención a la legislación vigente, que prohíbe la pesca una hora después del ocaso en muchas Comunidades), los colores que se utilizarán serán siempre oscuros. ¿Oscuros y de noche? Si, la combinación perfecta. El motivo es que estos colores oscuros, marcan perfectamente su silueta en condiciones de poca luz y se hacen visibles para el pez.

Color de señuelo según época del año

La época del año afectará asimismo, aunque de una manera indirecta, al color que debemos emplear. Es indirecta porque, sobre lo que realmente influye es en la actividad del pez, que será mayor o menor respecto a la temperatura del agua, la cual variará en relación con la época del año. También se puede deber a otros facto-res, como la presión atmosférica, las diferentes eclosiones de insectos y una gran cantidad de agentes externos que hagan variar la actividad del pez.



Cuando éste tiene poca o nula actividad, son más efectivos para su pesca los cebos que tengan colores más naturales, ya que, en vez de irritarlo, lo que hacen es comunicarle que lo que pasa por delante de su apostadero es comestible. Después de esto, está claro que, cuando el pez esté muy activo, los colores de fantasía le excitarán más, obteniendo muchas posibilidades de ataque.

Los peces, también dependiendo de la profundidad a la que se encuentren, por el motivo comentado anteriormente de la intensidad de la luz, detectan con más facilidad uno u otro color. Según diversos estudios a la hora de elegir color del señuelo según la claridad del agua, el que mejor aprecian a medida que aumenta la profundidad, es el azul. Atentos entonces a los peces que habiten en las profundidades, para tentarlos con señuelos de este color.

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies