Flotabilidad en los señuelos artificiales

Tipos de señuelos según floten, sean suspendidos o hundidos.

 

Independientemente del tipo, forma, tamaño y color de los peces artificiales, hay ciertas características que tienen en común. Una de ellas es que pueden ser flotantes, sus­pendidos o hundidos.

 

Los primeros, los flotantes, son los que se mantienen en la superficie. Una vez allí, pueden trabajar sobre ella o, con ayuda de un babero, des­cender hasta aguas más profundas.

Los peces suspendidos, se podría decir que son de última generación. Su principal característica radica en que su cuerpo tiene una densidad si­milar a la del agua y un peso equi­librado que, al recoger -mediante el babero-, se sumerge y, si se para de recoger, se mantiene a esa profun­didad, como su propio nombre in­dica, suspendido. Este momento de parada es especialmente queren­cioso para la pesca de depredado­res, ya que, si nos ponemos a ob­servar la naturaleza, se puede comprobar que ningún pez, de di­mensiones   medianamente   reducidas, nada 20 o 30 metros de una forma continua, sin parar. Algunos modelos de peces artificiales con esta característica son el Huskyjerk de Rápala, Fat Free Shad Suspen-ding de Excalibur, o el Deep Secret de Lurh Jensen. Estos modelos tra­bajan cada uno a distintas profun­didades: aguas someras, medias y profundas, respectivamente, con lo que esta cualidad no influye en la profundidad de natación, pero sí en la colocación del señuelo a la pro­fundidad en la que luego se ha de mantener.

Pez artificial Luhr Jensen Down Deep
Pez artificial Luhr Jensen Down Deep

Pez artificial Luhr Jensen Down Deep

Por el contrario, los peces hundi­dos, una vez que se han lanzado, comienzan a sumergirse, indepen­dientemente de que se recoja la lí­nea o no. Esta cualidad se aprove­cha para que los peces tomen más profundidad y, al contrarío que los flotantes, estén más tiempo en el lu­gar donde se encuentran algunos de­predadores, a varios metros de pro­fundidad. Esta característica hace que pescar con estos peces sea algo más arriesgado, sobre todo desde la orilla.

Cuando un pez hundido va tra­bándose por el fondo, no se puede hacer lo mismo que con los flotantes: parar de recoger para que tome aguas más superficiales. Con los pe­ces hundidos, a medida que avanzan en dirección a la orilla, los en­ganches se suceden, y lo único que podemos hacer para subsanar esto es levantar la caña para que suba, sin parar de recoger, o incluso au­mentar esta velocidad de recogida.

Pez artificial tipo minnow Excalibur
Pez artificial tipo minnow Excalibur

Pez artificial tipo minnow de la marca Excalibur

Toma nota

Los peces son seres de sangre fría. Esto significa que su tem­peratura corporal depende di­rectamente de la que haya en el medio, en este caso el agua. Por este motivo, los peces rea­lizarán desplazamientos verti­cales para buscar la tempera­tura ideal donde se encuentran cómodos. Si se sabe a qué profundidad están los peces, una buena jornada de pesca está asegurada. Un dato que no hay que olvidar, es que en verano buscarán aguas más frías y, en invierno, buscarán, en la profundidad, las aguas más templadas.

Artículos relacionados: