Peces artificiales

El pez artificial es uno de los prin­cipales señuelos para capturar peces con caña. Además, ha evolucio­nado mucho en los últimos años, pues hay que reconocer que los tiem­pos han cambiado y, con ellos, las técnicas de producción,  los materiales y la tecnología. Ahora existen modelos para cualquier circunstan­cia y profundidad.

Existen peces que «caminan» so­bre la superficie y, en cambio, otros navegan sumergidos a casi una de­cena de metros. ¿Qué pescador de lanzado no tiene en su caja de pesca por lo menos un par de señuelos de este tipo? En España, du­rante los años 70 y mediados de los 80, sólo se encontraban un par de modelos y los precios que había por aquel entonces no diferían mucho de los de ahora. Hoy, cada vez que se entra en un comercio especiali­zado y miramos a cualquier lado, se puede comprobar que la oferta ha crecido hasta el millar de modelos. El principal beneficiado es el pescador y el más perjudicado, el pez.

Pez artificial Bomber Fat A
Pez artificial Bomber Fat A

Pez artificial Bomber Fat A edición especial Bill Dance

Ahora bien, al haber tanta oferta, hay que saber muy bien qué se va a comprar, y en qué circunstancia se va a utilizar.

La mejor forma para clasificar los peces artificiales, es por la profundidad de natación de tienen, que cubren cotas desde la misma superficie hasta por debajo de los 5 metros. Si se quiere llegar por debajo de esta profundidad, es realmente complicado si un profundizador, que sólo se podrá usar para pesca a curricán.

 

Artículos relacionados: