Puros

Y con él llegaron los grandes basses. Si por algo se caracteriza este tipo de señuelos es por su es­pecialidad para buscar y seleccio­nar piezas de gran tamaño.

La forma que tiene es seguramente la más sencilla dentro de los peces artificiales. Es similar a la de un puro alargado y ahusado en ambos ex­tremos.

La gran mayoría de los señuelos de este tipo tienen sonido interior que, al imprimirle movimiento, actúa como reclamo para los basses, como cualquier otro señuelo con esta misma característica, aunque lo que realmente atrae de estos señuelos es su movimiento característico por la superficie.

Señuelo Super Zara Spook de Heddon
Señuelo Super Zara Spook de Heddon

Diferentes colores del señuelo Super Zara Spook de Heddon

Siempre se ha dicho que hay se­ñuelos que requieren cierto aprendi­zaje para poder pescar con ellos, y el puro es uno de ellos. No es nada complejo pero, en los primeros lan­ces, hay que practicar para poder darle el toque justo, para que se mueva de un lado a otro continua­mente. Al igual que con cualquier otro señuelo de superficie, cuando está parado es igual de atractivo que cuando está en marcha. Los movimientos que realiza son similares a los de una pequeña culebra de agua que nada por la superficie. Tal vez sea éste e motivo de que sea tan se­lectivo con las piezas de mayor ta­maño. Cualquier bass no se alimenta de culebrillas.

La técnica para pescar con este señuelo es la denominada «walk the dog». Es muy efectivo en primavera y otoño, en cualquier momento del día. Por el contrario, en verano es re­comendable utilizarlo a primeras y úl­timas horas del día. Independientemente de la estación del año, si el cielo está cubierto por nubes se puede usar durante todo el día.

Toma nota

Para facilitar el clavado de los peces en tus artificiales, puedes .sustituir las poteras por otras de mayor calidad. Debes prestar especial atención al tamaño de las poteras originales, ya que, si varias el tamaño, puedes cambiar también la acción del señuelo, mejorándolo, hacién­dolo único o, por el contrario, mermando su movimiento. Esto suele ocurrir con peces sus­pendidos o de superficie. Si a los crankbaits de profundi­dad se les cambia la potera de atrás por otra de mayor tamaño o peso, tendrán tendencia a na­dar más horizontales, con una presentación más natural.

Estos artificiales suelen ser de un tamaño mediano o grande. Los más frecuentes son los comprendidos en­tre las 3 pulgadas y media y las 5. Estos tamaños, algo grandes, facili­tan el lanzado.

Los colores más efectivos de este señuelo son de tipo mate, en espe­cial el negro -como la mayoría de los señuelos de superficie- y el blanco. Otro color muy efectivo es frog o rana. Se tiene que pensar que los peces ven el señuelo desde abajo, y sólo ven la parte inferior. Es el color de esta parte lo que marcará el color total del señuelo o, mejor di­cho, lo que interesa al pez.

Señuelo Puro Super Spook Excalibur
Señuelo Puro Super Spook Excalibur

Puro modelo Super Spook de la marca americana Excalibur, facilmente reconocible por las poteras con ángulo.

La pesca con este artificial es es­pecialmente emocionante. Cuando un bass rompe la superficie del agua para engullir el artificial, el corazón se nos sale del pecho y nos invade un temblor. Muchas veces, según sentimos una retención, tiramos y lo único que conseguimos es quitarle el señuelo de la boca. Aunque los ner­vios no lo permitan, se debe espe­rar un segundo más para que ter­mine la picada y, en ese momento, clavar, aunque la gran mayoría de las veces ya lo habrá hecho por sí solo.

Algunos modelos de puros son el Ghost de The Producers, el Zara Spook de Heddon, Super Spook de Excalibur y el Dancing Shad de Hart.

Artículos relacionados: