Inicio Otros Señuelos Cucharillas dobles o montadas en «tándem»

Cucharillas dobles o montadas en «tándem»

por Administrador
Cucharilla doble en tonos naturales.

Las cucharillas dobles se forman a partir de la unión de dos o más cucharillas giratorias simples, sobre un mismo cuerpo o eje, aunque también las puedes comprar así ya fabricadas. Su construcción puede ser artesanal, mediante la unión de varias palas con un anzuelo o potera.

La longitud depende del gusto del pescador, aunque si se añade un número elevado -más de 2-, dificulta el lanzado por exceso de peso y por su recogida, que ejercerá demasiada resistencia

Su efectividad radica en el mismo principio que las giratorias simples: la creación de vibraciones que atraen o excitan a los peces. Su principal ventaja frente a las simples radica en que, por tener palas de diferentes tamaños, al recoger produce diferentes frecuencias de vibraciones, provocando una reacción agresiva de los peces.

 

 

Un error frecuente en su construcción es el poner, en una misma cucharilla en «tándem», cucharillas simples con palas de diferente tipo -olivo, colorado…-. Cada tipo de pala necesita una velocidad de recogida distinta. Esto provoca que algunas palas no giren adecuadamente. Si, por el contrario, fueran todas del mismo tipo, al recoger, las palas pequeñas girarán más rápido que las de tamaño mayor.

La velocidad de recogida para las cucharillas en «tándem» la marca la pala de mayor tamaño -que suele situarse en la posición más cercana a anzuelo-. Ésta debe girar lo más despacio posible, pero de forma continua. Al igual que en las cucharillas simples, es de gran utilidad el empleo de un esmerillón o quitavueltas, que evitará el retorcimiento y rotura de la línea al recoger.

Se le puede añadir en la potera plumas, spectraflash, etc., para añadir vistosidad y movimiento al conjunto. Como en cualquier otro señuelo, los colores rojo y blanco para estos adornos son los más efectivos. Se pueden emplear en la pesca de cualquier depredador que sea susceptible de pescarse con las giratorias simples, aunque, si bien es verdad que tienen una utilización especial en la pesca del lucio, también comparten muy buena reputación en la pesca de otros grandes ejemplares.

Otra ventaja de este tipo de cucharillas es que emiten un mayor número de vibraciones, atrayendo a los peces desde distancias más lejanas, o en situaciones de poca visibilidad. Y además suelen tener un peso mayor, lo que facilita el lanzamiento para llegar allí donde otras no llegan (pescan más lejos). También este peso hacen que pesquen a más profundidad. Al recoger se mantienen más tiempo en pegadas al fondo (os suena dónde se sitúan los grandes lucios, ¿verdad?) y bajan más rápido, con lo que en definitiva, por todo esto son más efectivas que otro tipo de cucharillas como las ondulantes (pues ver aquí un artículo sobre cucharillas ondulantes)

 

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies